10 oct. 2012

Diario de Producción: Día 20

Estreno de El Bosque de los Sometidos
en Chascomús

Estamos en el día 13 desde que inauguré este blog. Sin embargo, el guión que inició todo esto lo comencé a escribir una semana antes, así que técnicamente estaríamos en el día 20. La verdad es que por el momento la estoy pasando muy bien. Es divertido compartir esta experiencia con ustedes e intentar ayudar a todos lo más posible.

Estas últimas semanas estuvieron plagadas de trabajos, reuniones, proyectos y salidas. Por un lado, la semana pasada tuve el estreno de "El Bosque de los Sometidos" en Chascomús, cosa que disfruté mucho, pero que también me obligó a pasar muchas horas sentado, comprimiendo la película para lograr la mejor calidad posible. Todo ese tiempo igual fue en vano, ya que el proyector tuvo un problema y empezó a sobreexponer la imagen a los primeros 10 minutos. No hay drama, después de tanto tiempo editando y colorizando, ya me acostumbré a este tipo de contratiempos.
Otro problema que tuve para escribir fue mi nuevo trabajo. Empecé hace dos semanas y cada vez me hace la vida más complicada, incluso para grabar los videos de ZEPfilms. De todas maneras, siempre se puede conseguir algo de tiempo, así que decidí que iba a escribir el guión unas horas antes de irme a dormir, todos los días, por una semana al menos.

Empezar no fue tan difícil: la idea estuvo dando vueltas por mi cabeza hace unos meses, luego de leer una historia bastante macabra en internet. Me gustó tanto abordar ese tema, que trabajando una o dos horas por día, terminé la semana con un guión de más o menos 15 páginas.

Cuando la idea está, lo difícil de un guión no es escribir sino corregir. Luego de darle la primera corrección al guión, fui directo a registrarlo y a pedir feedback de algunos compañeros mios cercanos. Una gran ayuda en este paso fueron los aportes de Olivia Tykocki (actriz principal en El Bosque de los Sometidos y El Suplicio), Facundo Salomón (actor, protagonista de El Suplicio) y Marcelo Di Marco (novelista y profesor de escritura). Sus críticas me llevaron a corregir varias escenas y me ayudaron a descubrir un error importante que hasta entonces no había tenido en cuenta sobre la historia. Fíjense, por este tipo de cosas insisto en que consigan muchas opiniones mientras corrigen el guión. A mi por lo menos, me ayuda mucho a avanzar y a tener una visión más objetiva del trabajo.

En este momento sigo corrigiendo el guión, retocando los diálogos de un par de escenas y también empezando a bocetear un guión técnico. Lo que más ocupado me tuvo esta semana fue el desarrollo de los personajes. Como es una narrativa clásica, estoy tratando por todos los medios posibles de que adquieran una mayor tridimensionalidad. Esto probablemente lo veamos en otro post, pero por el momento, quedamos en seguir corrigiendo.

La pregunta que me gustaría hacerles a ustedes es: ¿De dónde sacaron la inspiración para su último trabajo? Yo acá ya les conté cual fue el detonador de mi historia, pero me encantaría saber cuál fue el de ustedes. Dejen sus respuestas en los comentarios, y no duden en suscribirse al blog para ver cómo sigue este viaje!